Sauna finlandesa

La Sauna Finlandesa es un espacio con una temperatura de 70º y 100ºC de temperatura seca, ideal para la renovación de la epidermis, la elasticidad de los músculos con efecto relajante. Posee grandes beneficios para nuestro organismo, entre los cuales destacan: 

Higiene: la sudoración y una transpiración profunda abren los poros de la piel y eliminan el sebo, las toxinas y las bacterias.

• Antiestrés: el calor hace que los impulsos nerviosos se ralenticen y el cuerpo libera endorfina reduciendo el nivel de estrés y mejorando el insomnio.

• Mejora la circulación: las altas temperaturas mejoran el riego sanguíneo y como consecuencia la regeneración celular.

• Diurético: la eliminación de toxinas también produce una pérdida de líquidos que puede llegar a los 2 litros ayudando a reducir la celulitis y acelerando el proceso de pérdida de peso. Es importante a posteriori reponer los líquidos y minerales perdidos con bebidas isotónicas.

• Mejora los músculos y articulaciones: es especialmente bueno para aliviar los síntomas de la artritis y dolores óseos y musculares.


Precauciones:

  • Tiempo máximo recomendado entre 15 y 20min. Es importante entrar en la sauna con la piel húmeda. No está permitida la entrada a menores de 16 años. No apta para personas que padezcan hipertensión arterial severa, hipotensión arterial, enfermedades cardiovasculares, fiebre, embarazo, varices, epilepsia, anorexia, cólicos nefríticos o enfermedad branquial severa.

¡Es obligatorio

el uso exclusivo de traje de baño, gorro, toalla y chanclas

Descubre todas las combinaciones y tarifas de nuestros tratamientos termales en León.